Imagen

Dadas las características de la planta del aloe vera, no es viable su producción en cualquier país europeo puesto que sus principales enemigos naturales son las heladas y la humedad. “Por esa causa entendemos que España es uno de los pocos países en los que se puede producir la planta en condiciones óptimas. Este análisis nos lleva a pensar que nuestro país puede convertirse en el referente europeo de la producción de aloe vera”, explica el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios del Aloe Vera, Andrés López Raya.

Esto se traduce en la necesidad de creación de un importante tejido empresarial y productivo para abastecer al sector nacional e internacional, lo que a su vez genera puestos de trabajo y riqueza. Así, el presidente de Asocialoe afirma que “estamos asistiendo al inicio de un sector productivo de gran futuro que puede contribuir a mejorar nuestra economía a corto y medio plazo”.

López Raya lleva al frente de Asocialoe desde su fundación en 2010 y tras 3 años de trabajo asegura que “hemos conseguido convertir nuestra actividad en un movimiento activo, de constante evolución, en el que participamos empresarios ilusionados que pretendemos proyectar nuestra materia prima hacia el consumo generalizado y, especialmente, hacia el segmento de la alimentación”.

Imagen

Aloe vera en la cocina

De hecho, uno de los objetivos prioritarios de la Asociación actualmente es que se use de manera ordinaria en las cocinas domésticas. “Esta materia prima ya es muy conocida y apreciada entre los consumidores de productos cosméticos, para la belleza, el aseo, y forma parte de otros muchos productos que se comercializan, pero en el campo de la alimentación solo un pequeño porcentaje de consumidores conoce y utiliza el aloe vera”, apunta López Raya que explica que “por sus propiedades, nos encontramos ante un producto que no solo tiene la propiedad de alimentar, o ser complemento recomendable para dietas, sino que su mayor potencial se encuentra en los beneficios que aportan sus principios activos para la prevención de ciertas enfermedades y los efectos curativos de otras dolencias o patologías”.