Plantación del socio Manuel Benavente en Bollullos del Condado, Huelva.

Plantación del socio Manuel Benavente en Bollullos del Condado, Huelva.

Europa consume, aproximadamente, el 20% de la producción mundial de aloe vera pero no produce lo suficiente para abastecerse. España es de los pocos países europeos propicios para cultivar esta planta y con extensión suficiente para explotarla.

Según un estudio publicado en 2010 por la Universidad de Henares y realizado por el Doctor José Miguel Zapata, Europa podría estar consumiendo una cantidad cercana a las 40.000 toneladas de aloe vera al año, lo que representa, aproximadamente, el 20% de la producción mundial. A lo que hay que sumar el consecuente incremento durante estos años.

Pero hay que destacar que, según cálculos llevados a cabo por Asocialoe, el cultivo total europeo alcanza tan solo las 245 ha. Extensión, evidentemente, insuficiente para abastecer el mercado potencial de este producto en Europa.

Por ello, ante la evidencia de los datos, se impone la necesidad de incrementar las plantaciones para llegar a atender la demanda europea. Lo que hace que el sector del aloe vera goce de grandes expectativas.

Esto implica directamente a España ya que su clima le hace ser uno de los mejores países del continente europeo donde cultivar esta planta. Por lo que, los agricultores españoles tienen una gran oportunidad de negocio en la explotación de aloe vera. España se puede convertir en la despensa de aloe vera en Europa.

Y es que, actualmente, estamos presenciando un aumento del consumo en Europa en general y particularmente en países como Alemania, Francia o Reino Unido donde, además, se ha incrementado considerablemente el consumo del aloe en fresco (hoja) con finalidad alimenticia, sobre todo.

Posición destacada de España

  • España goza de un clima idóneo para el cultivo de aloe vera.
  • Actualmente es el país europeo con más superficie destinada al cultivo de aloe vera.
  • Contamos con superficie cultivable suficiente para abastecer al mercado europeo.
  • Se ha generado, y se sigue extendiendo con rapidez, un movimiento empresarial que permite crecer con cierta celeridad en el cultivo de esta planta.
  • España es el primer país europeo cuyos empresarios del sector se han organizado en torno a una Asociación.
  • Muchos de los países consumidores en Europa no pueden autoabastecerse dado que no tienen un clima propicio para el cultivo del aloe vera.

Obstáculos a salvar

Pero nos encontramos con varios obstáculos en torno a los que hay que trabajar: la todavía escasa presencia de aloe vera como producto alimenticio y el fraude comercial, sobre todo en el sector cosmético, que atrae al consumidor usando como reclamo el aloe vera pero el producto no contiene las cantidades mínimas de la planta para que pueda considerarse un producto de calidad.